Blog de la Biblioteca

biblioteca

Acceso

¿Quién está en línea?

Hay 58 invitados y ningún miembro en línea

Página de Inicio

     Crear un buen clima de clase. El clima de clase es el contexto social inmediato en el que cobran sentido todas las actuaciones de alumnos y profesores. Puede facilitar o dificultar en gran medida el trabajo del profesor y de los alumnos, pues aunque los
conflictos  pueden  aparecer  en  cualquier  momento,  suelen  aparecer  cuando  las
oportunidades son favorables.

     Variables del clima de clase. El clima de clase es el resultado de un entretejido de influencias recíprocas provocadas por multitud de variables de distintas categorías,  no todas educativas, que conforman una estructura global y dinámica que determina  en gran medida todo lo que ocurre en el aula. Estas variables no se pueden dejar al  azar o la intuición de cada profesor, y se agrupan alrededor de tres grandes áreas de
intervención:

Control.  Es  el  requisito  inicial  imprescindible  para  poder  plantearse  objetivos  académicos  o  de  otra  índole.  Ha  de  ser  mínimo  pero  suficiente,  y  se  ha  de  procurar irlo sustituyendo por autocontrol del alumno. Hay cuatro herramientas  básicas para mantener el control en el aula:
 
o   Establecimiento  de  límites,  entendiendo  por  límites  la  frontera  entre conductas  adecuadas  e  inadecuadas  que  cada  profesor  y  cada  grupo establecen.


o   Advertencias.  Son  avisos  a  realizar  cuando  se  incumplen  los  límites establecidos,  y  su  finalidad  es  conminar  al  alumno  a  que  cambie  su conducta para evitar la aplicación de sanciones.


o   Compromisos.  Suponen  la  última  oportunidad  para  el  alumno  de  evitar sanciones.  Sólo  se  deben  intentar  cuando  el  alumno  lo  solicita  y  se  ve una intención clara de intentar cumplirlos.


o   Sanciones.  Son  la  consecuencia  necesaria  a  aplicar  cuando  un  alumno sigue  un  rumbo  inadecuado,  a  pesar  de  haberle  advertido  y  ofrecido  la posibilidad  de  eludir  la  sanción  mediante  un  cambio  o  compromiso. Tienen  carácter  formativo  y  así  deben  ser  aplicadas  y  explicadas  a  los alumnos.

 

Relaciones  interpersonales.  Todo  el  tiempo  de  clase  está  impregnado  de interacciones  sociales  entre  alumnos  y  profesores,  por  lo  que  son  la  principal fuente de conflictos, pero también pueden ser la fuente principal de satisfacción. Deben   ser   cálidas,   respetuosas   y   pro-sociales.   Hay   dos   herramientas fundamentales que conducen a una relaciones gratificantes:


o   Respeto.  Es  la  muestra  más  representativa  de  la  reciprocidad  y  la asertividad.  Respetarse  mutuamente  significa  hacer  valer  los  derechos propios sin pisotear los derechos ajenos.
o   Empatía. Es algo más que el respeto. Supone ponerse en la perspectiva del  otro,  bien  sea  otro  alumno,  bien  sea  el  profesor. 

 

Rendimiento.  Es  el  objetivo  fundamental  hacia  el  que  está  dirigido  todo  el proceso,  pero  no  debería  circunscribirse  a  lo  cognitivo.  Se  debe  procurar  un rendimiento académico óptimo de todos y cada uno de los alumnos, lo cual no significa  que  todos  deban  rendir  lo  mismo,  sino  lo  máximo  dentro  de  sus posibilidades. Además, no se deben soslayar los logros socio-emocionales de losalumnos,  especialmente  de  aquellos  que  no  consiguen  éxitos  académicos.
Aunque no se pueda conseguir que todos sean buenos estudiantes, sí es exigible que  todos  sean  personas,  en  el  sentido  cívico  de  la  palabra.  El  rendimiento académico de los alumnos puede ser favorecido por una serie de herramientas al alcance del profesor:
 
o   Inducción  de  expectativas.  Nadie  acomete  una  tarea  si  no  espera  nada gratificante de ella.
o   Motivación.  Hacer  que  quieran.  Todos  los  esfuerzos  que  el  profesor invierta  en  motivar  a  sus  alumnos,  los  ahorrará  en  controlarlos.  A  más motivación, menos control.
o   Atención.
o   Atención  a  la  diversidad.  El  rendimiento  académico  que  cada  alumno puede  ofrecer  es  distinto  al  de  los  demás.  La  adaptación  de  objetivos, contenidos,  metodología  y  criterios  de  evaluación  es  un  requisito inexcusable para atender adecuadamente la diversidad de capacidades e intereses  presentes  en  cada  aula. 

 

 

Consejería de Educación - JUNTA DE EXTREMADURA
Soporte Centros