matesNuestro hogar, el jardín o la terraza, la calle, el vecindario, el parque o el autobús son  espacios factibles de ser investigados, analizados, descritos, observados desde una óptica matemática.  Depende  de  nosotros  como  padres  que  seamos  más  o  menos  sensibles  a plantear preguntas que conduzcan a nuestros hijos de manera que miren a su alrededor de otro modo. Para ello necesitaremos darnos cuenta de que las matemáticas surgen de la experimentación con objetos reales y que debe ser a través de ellos que nuestros hijos hagan muchos de los descubrimientos que le llevarán a una comprensión más profunda del medio en el que vive, a la vez que le permitirá descubrir las matemáticas como lo que son: una herramienta imprescindible en la vida de todas las culturas.

Pinchad en la imágenes y accederéis a unas orientaciones sobre cómo hacerlo.